Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologoalcorcon@gmail.com

El miedo, más contagioso que el coronavirus en Alcorcón

El miedo, más contagioso que el coronavirus

Se dice que nada es más contagioso que el miedo, y siempre aparecen pruebas que confirman la certeza de esta afirmación. Y las más recientes están relacionadas con los casos del coronavirus que conocemos desde comienzos de este año.

Se puede decir sin miedo a equivocarnos que todas las epidemias tienen consecuencias psicológicas. Y parte de la responsabilidad la tiene la sobreinformación o la falta de ella, que provoca que las personas tengan un miedo excesivo (y en ocasiones irracional) a contagiarse o a morir por la acción de este virus.

Las reacciones provocadas por el miedo o la obsesión pueden llegar a extremos exagerados. No tiene sentido aislar a personas de origen chino o evitar entrar en sus negocios cuando probablemente la última vez que pisaron su tierra natal fue hace un año. Menos sentido aún tiene el dejar de utilizar el transporte público o el obsesionarse con utilizar mascarillas siempre que se sale de casa.

Porque la realidad es que a día de hoy no existe ninguna epidemia en nuestro país y los casos sospechosos se confirman o descartan casi inmediatamente. En los dos únicos casos positivos, los pacientes ya están recuperados y fueron dados de alta. Y, recuperando lo comentado anteriormente sobre los ciudadanos de origen chino, ninguno de ellos eran originarios de dicho país.

Es normal sentir algo de temor, al igual que es normal ser precavido. Lo que deja de ser normal es la obsesión y el miedo irracional.

No caer en un alarmismo extremo
Para evitar obsesionarse no sólo con esta emergencia médica reciente, sino con cualquier otra cosa, es necesario no interesarse por las informaciones alarmistas. No hay que olvidar que se reiteran más las informaciones negativas que las positivas, y además en muchos casos el morbo juega un papel importante. La mejor manera de combatir el pánico generalizado es mediante información veraz.

Además, en “la época de las fake news” es muy fácil caer en el error de creer informaciones sin contrastarlas como el caso del vídeo viral de una mujer comiendo sopa de murciélago que encendió todas las alarmas, cuando fue grabado en Indonesia y era de hace más de un año.

Hay personas que tienen una mayor tendencia a desarrollar comportamiento psicóticos, discriminatorios o racistas ante las epidemias. Por eso es importante no dejarse llevar por las conspiraciones o las teorías alarmistas, ya que pueden ser el detonante de este tipo de actitudes.

Cómo superar este miedo
Tener miedo es una reacción defensiva y adaptativa completamente natural en el ser humano, que surge ante posibles amenazas. Pero cuando el miedo es intenso, frecuente y desproporcionado, ya no es tan adaptativo y limita nuestra vida diaria.

Evitar que algo tan natural termine convertido en psicosis es tan simple como valorar la situación real. Es decir, analizar si se ha estado expuesto o no al virus. Y casi con toda probabilidad la respuesta será la segunda posibilidad, ya que actualmente estamos mucho más cerca de contraer la gripe que este nuevo virus.

Por tanto, hay que evitar encerrarse en el miedo o anticiparse a lo negativo. No hay que dejar de hacer lo que hacíamos antes, ni abandonar la rutina habitual. Si debemos actuar, hagámoslo cuando las autoridades nos lo recomienden, pero no cuando aún no hay ningún tipo de alerta.

Por el momento podemos seguir yendo tranquilamente a los mismos sitios de ocio, seguir utilizando el transporte público y, sobre todo, no excluir a ninguna persona. Al hablar con alguien, eso sí, es recomendable no tener conversaciones alarmistas respecto a este tema.

El origen del miedo es el desconocimiento, y por eso tenemos que evitar aislarnos socialmente y tratar de informarnos de manera adecuada.