Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologoalcorcon@gmail.com

Cómo se puede afrontar un bajón en Alcorcón

Cómo se puede afrontar un bajón

La tristeza no es algo que de por sí tenga que ser malo. Es una de nuestras emociones básicas y es común a todos los seres humanos. De hecho, sin la tristeza muchas grandes obras en campos como el arte, la literatura, la música o la poesía no habrían existido. Todos podemos tener un bajón, pero a pesar de que la tristeza sea en ocasiones dolorosa y casi siempre molesta, no se puede huir de ella.

Negar las emociones no es sano, y lo que debemos hacer con todas, incluida la tristeza, es escucharlas.

Qué hacer cuando estamos de bajón
Como hemos dicho, hay que escuchar todas nuestras emociones. Por tanto, cuando tengamos un bajón debemos escucharnos a nosotros mismos. Generalmente la tristeza indica que existe una necesidad que no cubrimos, una insatisfacción, una frustración por no cumplir expectativas o deseos, o una añoranza de algo que ya no está.

Y es algo a lo que no debemos temer. Hay personas que cuando están tristes se ponen a hacer cosas para estar distraídos y no afrontarlo ni admitirlo. Pero es una emoción que no debemos ignorar. No se trata de encerrarnos y quedarnos sin hacer nada, sino de permitirnos sentir esta emoción.

  • Tras “escuchar” a la tristeza, tenemos que buscar dentro de nosotros la respuesta que nos haga poder estar mejor. Tenemos que dedicar tiempo a autocuidarnos, a mimarnos y a consolarnos, y una manera de hacerlo es compartir tiempo con las personas a las que queremos.
  • Cuando tenemos un mal día, solemos centrarnos en lo negativo y, sobre todo, exagerar. Todo nos parece terrible y sin manera de resolverlo. Pero todo pasa. Por ello, tenemos que racionalizar nuestros pensamientos negativos.
  • Los bajones pueden tener un motivo, o no tenerlo. En ocasiones el cambio del tiempo, la medicación, la escasez de luz solar, las hormonas y otros factores afectan al estado de ánimo. Hay que tenerlo presente y no buscar siempre un “por qué”, ya que en ocasiones no lo hay.

Hay ciertas cosas que podemos hacer para poder llevar mejor un bajón:

  • Hacer una lista de cosas que debemos agradecer. Tener un hogar, una familia, amigos cercanos, experiencias agradables que hemos vivido, la mascota a la que adoramos, son cosas que siempre tienen que agradecerse.
  • Recordar que un bajón no dura para siempre. Debemos tener paciencia y esperar que pase.
  • Enfadarnos por estar de bajón no soluciona nada y sólo hace que el malestar se incremente. Hay que aceptarlo, consolarnos, mimarnos, y pensar en algo que podamos hacer y nos alegre el día.
  • No hay que cerrarse a expresar la tristeza o a llorar. Debemos dejar que salga, y podemos hacerlo mediante una expresión creativa como escribir, dibujar o hacer fotos.
  • Hay que pensar en nuestras propias fortalezas y recursos, en aquello de lo que nos enorgullecemos, y recordar siempre que todos tenemos aptitudes, valores y virtudes que nos permiten afrontar cualquier situación en la que nos encontremos.
  • No descuidar nuestra salud, porque eso puede afectar más al estado de ánimo.
  • Siempre se recomienda el ejercicio físico en situaciones de ansiedad y estrés. Y en el caso de la tristeza no es diferente, ya que ayuda a regular el estado de ánimo y nos aporta energía.
  • Parar un rato. Tenemos que dedicar un momento a la meditación y a la contemplación. El Mindfulness también es muy recomendado para los días de bajón.