Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologoalcorcon@gmail.com

Cuáles son las etapas del desamor en Alcorcón

Cuáles son las etapas del desamor

Siempre que se produce una ruptura, el desamor pasa por una serie de etapas por las cuales debemos transitar para poder superarlo adecuadamente. Y decimos debemos porque no pasar por alguna de ellas puede parecer el mejor camino, pero antes o después el camino más fácil puede ser el que nos meta en problemas.

Y es que estas diferentes etapas no son únicamente una manera de sufrir, sino también una manera de aprender, cosa que para el crecimiento personal es muy necesario.

Por ello, vamos a ver qué etapas del desamor son éstas.

  • Confusión o desconcierto. Suele ser la primera reacción que una persona tiene cuando se produce la ruptura. La incredulidad, el estupor, la sensación de desorientación y de quedarse paralizado. La mente se centra en la pérdida y el resto de la vida pasa a un segundo plano. Esta etapa puede durar desde unas cuantas horas hasta un mes. Pero no más. si se da este caso, es necesario buscar ayuda.
  • Negación. La negación es la total incapacidad de aceptar algo que ha ocurrido. En este caso, que la relación ha terminado. Eso lleva a intentar recuperar a la otra persona cueste lo que cueste. Hay quienes se quedan anclados durante años en esta etapa con la esperanza de que la otra persona vuelva a su lado.
  • Rabia. Durante el duelo por el desamor es normal sentirse rabioso en ocasiones, ya que esta emoción nace de la herida que sentimos. Y puede desembocar en el odio o incluso en sentir asco hacia la ex pareja. La rabia es tan potente que puede provocar frustración, ansiedad e irritabilidad. Pero como todo tiene un lado positivo, el de la rabia es ayudar a llevar mejor los malos momentos y motivar para reconstruir nuestra vida. El inconveniente es el poder utilizar a otras personas, como una nueva pareja o los hijos en común, contra nuestro/a ex. Por eso, si la rabia toma un camino destructivo es mejor ponerse en manos de un especialista.
  • Tristeza y depresión. Esta etapa se caracteriza por la sensación de vacío y soledad que se siente, lo que en ocasiones lleva a buscar otra relación aunque ésta pueda ser nociva. Le pena no sólo aparece por la pérdida de la otra persona, sino también del tiempo pasado juntos y del fracaso de la relación. Cuando esta tristeza lleva a la depresión, la persona se queda anclada en el mismo sitio, y esto puede llegar a durar años. Es necesario experimentar la pena y la tristeza, desahogarse con la familia o los amigos, y si es necesario con un profesional, en lugar de caer en conductas autodestructivas como nuevas relaciones encadenadas, alcoholismo o drogadicción.
  • Resignación. Es la etapa del adiós y la más complicada del duelo por el desamor. Pero es necesario aceptar que se acabó y recuperar energía para seguir con nuestra vida.
  • Reconstrucción. En esta última fase comienza a aumentar el número de días alegres y se vuelve a prestar atención a uno mismo. Se podría comparar con volver a aprender a andar, y poco a poco nos sentimos mejor pero necesitamos volver a construir nuestra fuerza, nuestra confianza y seguridad, y nuestro amor propio.