Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologoalcorcon@gmail.com

¿Los niños ven demasiado la televisión? Hay que mejorar la gestión de su tiempo de ocio en Alcorcón

¿Los niños ven demasiado la televisión? Hay que mejorar la gestión de su tiempo de ocio

Son muchos los niños que durante su tiempo libre se sientan delante del televisor. En el caso de los más pequeños para ver dibujos animados, mientras que los adolescentes y preadolescentes ven programas que les resultan entretenidos y, por supuesto, series, que cada vez son más populares.

Los pequeños que se quedan tan enganchados viendo la televisión que parece que no están, ya que permanecen en silencio y no “dan guerra” como se suele decir. Esto ocurre por lo estimulantes que les resultan las canciones (casi siempre con melodías pegadizas para ellos) y los colores. Esto atrae su atención prácticamente desde el primer momento.

Todo eso hace que les resulte fácil prestar atención, de manera que pueden seguir la historia sin tener que esforzarse cognitivamente.

Y como todos sabemos esto ya no es cosa sólo del televisor, sino que los móviles y tablets están presentes en todas partes y pueden verse los dibujos o las series en la sala de espera de la consulta médica, en el coche mientras se va de viaje, en un parque… en definitiva, en cualquier lugar.

The British Psychological Society publicó un estudio sobre el problema de la exposición excesiva de los niños a la televisión desde que son pequeños, y del daño que esto puede hacer a su capacidad para interpretar las situaciones sociales y para comprender los deseos y las creencias ajenas.

Por tanto, se aconseja (siempre se ha hecho) que tanto el tiempo que un niño pasa viendo la televisión como la clase de contenidos que ven sea controlado por los padres. Y no sólo durante la infancia, sino también cuando los hijos se encuentran ya en la adolescencia.

Cuánto tiempo deben ver la televisión los hijos

  • Hasta que cumplen los dos años de edad, los niños pueden seguir las canciones y los movimientos de dibujos animados sencillos. No se debe abusar de esto, pero se aconseja que los vean esporádicamente ya que aún siendo tan pequeños tienen mucho que descubrir (además de familiarizarse con la televisión).
  • De los dos a los diez años se puede aumentar el tiempo que se les permite ver la televisión, y puede también utilizarse como premio para lo que hacen bien. Una buena opción es permitirles ver 30 minutos diarios, y los fines de semana más tiempo ya que se dispone de más tiempo de ocio.
  • Con los preadolescentes y adolescentes, controlar el tiempo que pasan viendo algo en la televisión es más complicado. Lo recomendable es permitirles ver uno de sus programas o series favoritos cada día, siempre que hayan cumplido con las obligaciones que tienen.

También hay que tener muy en cuenta la edad de los niños. En el caso de los más pequeños no se les debe poner a ver dibujos que son para más mayores y no porque no los entiendan, sino porque aún no están preparados. De nuevo entra en juego el papel de los padres, que tienen que conocer las series o dibujos para saber si son adecuados para la edad de sus hijos. Además, al conocerlos mejor que nadie, pueden saber si les va a alterar, asustar, o si es algo que les gustará.

Cómo gestionar el ocio del niño

  • Siempre es aconsejable que los niños practiquen deportes con reglas que les ayuden a obedecer las normas, así como las instrucciones de sus entrenadores, mientras al mismo tiempo se acostumbran al compañerismo y a convivir con otros niños.
  • Es necesario buscar actividades que se realicen con otros niños y al aire libre. Los juegos en la calle o en los parques, además, proporcionan más movilidad y esto ayuda a que trabajen su coordinación, su psicomotricidad, y hagan ejercicio. Y al decidir con los demás niños a qué se va a jugar y cuáles son las normas, desarrollan sus habilidades sociales.
  • Otra buena idea es que participen en actividades preparadas por adultos o grupos de juego guiado, que pueden llevar a cabo en escuelas de verano, el colegio o en asociaciones de vecinos. Estas actividades les vienen muy bien a los niños, sobre todo a aquellos con problemas en sus habilidades sociales.
  • Las series, los dibujos animados, los programas de entretenimiento y los videojuegos son enriquecedores, pero como ya hemos mencionado siempre que sean adecuados para su edad y no excedan el tiempo recomendado.

Leave a comment

Your email address will not be published.