Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologoalcorcon@gmail.com

La solidaridad, un valor con una gran importancia en Alcorcón

La solidaridad, un valor con una gran importancia

Cuando se habla de los valores más importantes que una persona puede tener, siempre entre los más comentados se encuentra la solidaridad. Y es que cuando una persona es responsable y comprometida ante la sociedad, no siente indiferencia ante lo ajeno.

Cuando somos solidarios, educamos también nuestro carácter eliminando el individualismo, potenciando nuestra propia superación y abriéndonos a la felicidad social, una sensación que surge del bien común que logramos a través de nuestra generosidad.

Los beneficios emocionales del voluntariado
Las actividades colaborativas de voluntariado como las de acción contra el hambre son muy beneficiosas y saludables para nuestra salud emocional, y además potencian la resiliencia para superar las dificultades y previenen la depresión. Implicarse en la búsqueda de la felicidad, la propia o la de los demás, potencia el desarrollo emocional de personas cuyo nivel de vida no es tan bajo.

Además, estas actividades ayudan a ampliar nuestro abanico de relaciones personales (las cuales son importantes en el bienestar emocional de una persona). Y estas nuevas personas conocidas que surgen de las actividades de voluntariado son gente que da sin esperar nada a cambio.

Pero lo cierto es que las personas con compromiso y solidarias reciben mucho más de lo que dan, la que ayudar al bienestar de otros es un premio que aporta sensaciones muy estimulantes.

La autoestima también recibe un subidón
La coherencia entre los pensamientos, los sentimientos y las acciones refuerzan enormemente la autoestima. Por tanto, quienes ayudan al bienestar ajeno incrementan su amor propio y se sienten mejor consigo mismos. Además, la empatía hace que salgamos de nuestro propio mundo interior para conectar con el de otros, y eso refuerza las relaciones personales. Esto hace que surjan sentimientos agradables como la alegría y la ilusión, así como tener conciencia de que el tiempo, si es bien aprovechado, es un recurso que nos llevará a lograr grandes cosas.

Porque, muy a menudo, la excusa de no tener tiempo no es más que una razón para seguir en la zona de confort, un lugar donde se puede estar muy cómodo pero que no siempre significa ser feliz, sino quedarse estancado.

Leave a comment

Your email address will not be published.