Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologoalcorcon@gmail.com

El despecho y cómo superarlo en Alcorcón

El despecho y cómo superarlo

El despecho es un sentimiento que no es fácil de expresar, y mucho menos de hacerle frente. Es tan fuerte que a menudo llega a provocar depresiones y episodios de impotencia y frustración. Otras de sus consecuencias son los cambios en el comportamiento, la rabia, los sentimientos de culpa, la apatía y el resentimiento.

Así mismo, el despecho provoca actitudes que se podrían considerar masoquistas o autodestructivas, ya que a las personas despechadas les gusta sufrir “por dentro” sin compartir su dolor con los demás. Suelen escuchar canciones cuyas letras proyectan despecho, y ese empeño en ocultar su dolor hace que no puedan tener la ayuda y el apoyo de otros, con lo que la amargura y el rencor les envenena mientras sus personas cercanas no ven su sufrimiento.

Tanto la duración como la intensidad del despecho varían dependiendo de la persona. Pero lo habitual es que al principio sea más intenso, cuando aún no hemos desarrollado los mecanismos que nos puedan ayudar a sentirnos mejor, y las emociones y el rencor toman el control. Esto se refleja en la manera en que Santa Teresa de Jesús se refirió al despecho en uno de sus escritos, cuando dice que es “el dolor de una herida que tiene que cicatrizar”.

Una manera en que personas despechadas han descrito este sentimiento es como una clase de aturdimiento, soledad y represión que se mezcla con la intranquilidad, los cambios de temperamento, la apatía, la sensación de culpa y el pánico. Esto hace que las actividades del día a día de la persona despechada se detengan y puedan incluso sufrir problemas estomacales, trastornos del sueño, insomnio, dolores de cabeza o fatiga, además de perder la motivación y el interés.

Con el paso del tiempo…
Al pasar el tiempo se puede decir que la siotuación se “normaliza”, es decir, que se tranquilizan las emociones y la perspectiva con la que se ven las cosas es más lógica, aumentando el deseo de vivir y la independencia. Es entonces cuando surge la indiferencia hacia la otra persona y la sensación de culpa y el resentimiento pierden fuerza, haciendo que la motivación y las ganas de disfrutar empiecen a salir a flote. Esto, al igual que la duración e intensidad del despecho, es algo que depende de las circunstancias de la ruptura y del carácter y personalidad de la persona.

El apoyo de los amigos y los familiares también juega un papel importante en este cambio, así como el propio esfuerzo para mantener la ilusión de volver a empezar y enamorarse transcurrido un tiempo.

Consejos para superar el despecho

  1. Dejar a un lado los recuerdos y pensamientos que provocan resentimiento, rencor y odio hacia la persona que causó el despecho.
  2. Tratar de dormir bien y hacer cosas relajantes como ejercicio o tomar un baño caliente.
  3. Si los sentimientos provocan pensamientos de tipo autodestructivo, no hay que tener miedo a buscar la ayuda de un especialista.
  4. Hablar con nuestros amigos o familiares para desahogarnos y contarles lo que pensamos y sentimos. Nos sentiremos mejor después de dejar salir esa hostilidad que nos contamina.
  5. No buscar culpables, porque los demás no son responsables de lo que estamos pasando y sólo hará que el resentimiento se haga más fuerte. Es importante que sepamos controlar los estados de ánimo.
  6. Aceptar la realidad tal como es, y saber vivir en paz sin esa persona.
  7. Hacer afirmaciones de tipo positivo cada día.

Leave a comment

Your email address will not be published.