Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologoalcorcon@gmail.com

Vence a los celos a través de la autoestima en Alcorcón

Vence a los celos a través de la autoestima

¿Quién no ha sentido celos alguna vez? Probablemente todos nosotros lo hemos hecho. Surgen por miedo a perder a una persona, aunque muy a menudo son tres las que están implicadas en ellos: la persona que siente los celos, la que teme perder y la que creemos que nos la puede quitar.

Vamos a ver por qué pueden surgir esos celos y cómo podemos mejorar nuestra autoestima para combatirlos, ya que de lo contrario pueden minar la confianza y destruir a la pareja.

¿Tienen motivos los celos?
La pareja de la persona celosa generalmente cree que su pareja no tiene motivos para sentir dichos celos. ¿Cómo es posible, si no le he dado motivos? Pero quienes los sufren tienen más motivos de lo que parece, aunque eso no sea justificación. El primer hecho es la falta de autoestima que suele tener la persona que siente los celos, lo que le hace creer que cualquiera puede ser mejor que ella. Suelen tener también una gran inseguridad y piensan que controlar a su pareja les hará sentirse más tranquilos. Esto puede ocurrir por ejemplo si la persona celosa ha sido infiel en el pasado y teme que su pareja pueda hacerle lo mismo.

En ocasiones los celos se sienten por algo que no es real, sino imaginaciones. Esto es una consecuencia de la exageración al imaginar ese supuesto motivo. La realidad es que la persona que siente celos y tiene esos pensamientos se siente muy angustiada al pensar en un posible engaño y al intentar calmar esa angustia surge el miedo, que se incrementa y provoca los celos.

¿Qué se puede hacer en estos casos? Hay que averiguar el origen de la inseguridad y dejar de lado la obsesión por controlar a la otra persona, además de trabajar en el siguiente punto.

Mejorar la autoestima para terminar con los celos
Si queremos dejar de sentir celos, el primer paso es mejorar la autoestima.

  • Tener más seguridad, trabajar en los miedos y pensar en uno mismo. Hay un origen en todos los miedos, y tenemos que encontrarlo y ponerle fin. Por ejemplo, si nos molesta que miren a nuestra pareja, ¿no deberíamos sentirnos orgullosos por tener algo que otros admiran?
  • Nuestra pareja puede deleitar la vista de otros, pero es nuestra. Y lo es pos elección suya. Por tanto, ¿por qué pensar que alguien puede quitárnosla?
  • Cuando sintamos seguridad y confiemos en nuestra pareja, todo se verá de otra manera. Y veremos cómo nos sentimos más alivio que si la estuviéramos controlando.
  • Nadie es posesión nuestra. Todos somos libres, y eso no significa que nuestra pareja, al serlo, nos vaya a dejar por otra persona.

Si se da el caso de que hubiéramos cometido una infidelidad en el pasado y el motivo de los celos es el miedo a que nos hagan lo mismo… nadie es perfecto y todos podemos cometer errores. Por tanto, debemos ser coherentes y no podemos juzgar y criticar algo que nosotros también hicimos.

También puede ocurrir que hayamos sufrido una infidelidad de nuestra pareja y eso haga surgir los celos más adelante. Si ocurre, es porque ya no confiamos en ella. Y si no podemos perdonar la infidelidad (no todo el mundo puede hacerlo) la relación no puede seguir porque antes o después todo se vendrá abajo.

Por tanto, queremos solucionar un problema de celos lo primero es buscar la causa, además de aumentar nuestra autoestima y, sobre todo, tener comunicación con nuestra pareja. Puede que no seamos capaces de superarlos, puede que no estemos con la persona adecuada… o puede simplemente que el motivo de nuestros celos sólo sea real en nuestra imaginación.

Leave a comment

Your email address will not be published.