Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologoalcorcon@gmail.com

El flechazo, confirmado por la ciencia en Alcorcón

El flechazo, confirmado por la ciencia

Todos conocemos la historia: chico encuentra a chica, surge un flechazo entre los dos y saben que están hechos el uno para el otro. ¿Cuántas veces lo hemos visto en el cine o la literatura? Algo que siempre nos ha parecido parte de una historia de ficción, pudo ser comprobado científicamente en un estudio realizado en la Escuela de Medicina de Standford.

El flechazo se puede producir en tan sólo medio segundo, y en un intervalo de pocos segundos nos enamoramos sin considerar si esa persona nos hará felices o si es adecuada para nosotros.

¿Qué es lo que provoca esta reacción? Al sentir un flechazo se producen reacciones químicas y hormonales que nos provocan euforia, al aumentar los niveles de oxitocina, adrenalina y dopamina al encontrarnos frente a la otra persona. Por eso no es inusual que personas que parecen completamente opuestas se atraigan y sientan un deseo intenso, y que se suela decir que los polos opuestos se atraen. Es algo que ocurre en nuestro cerebro, mediante esas reacciones químicas que nos hacen sentir y comportarnos de la manera que lo hacemos.

Según los científicos, cuando nos encontramos apartados de esa persona y no sentimos esa euforia que aparece al estar juntos, se sufre una especie de “síndrome de abstinencia” que, de acuerdo con las observaciones realizadas en algunas investigaciones, es similar al que se produce en personas con adicciones como el consumo de cocaína.

Sensaciones en el consumo de cocaína:

  • Incremento de la autoestima.
  • Comportamiento más sociable.
  • Sensación de euforia.
  • Incremento de los niveles de dopamina.
  • Sensación de ser más competente y capaz.

Sensaciones en los flechazos:

  • Euforia.
  • Energía intensa
  • Incremento de los niveles de noradrenalina y dopamina.
  • Capacidad de atención mayor.
  • Deseo intenso de estar junto a la otra persona.

Los paralelismos entre ambas sensaciones son evidentes, lo que puede aportar un nuevo enfoque para tratar las rupturas sentimentales, el estrés emocional y las depresiones

Leave a comment

Your email address will not be published.