Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologoalcorcon@gmail.com

Consejos si tienes un hijo rebelde en Alcorcón

Consejos si tienes un hijo rebelde

Todo el mundo ha pasado por la adolescencia, pero hay padres a los que se les olvida y cuando su hijo crece juzgan su conducta. Pero una actitud rebelde puede no ser negativa siempre que se exprese de manera racional y en el ambiente adecuado.

Aunque las actitudes rebeldes en los adolescentes son difíciles de manejar, ocurren por una razón. Es la forma en que tratan de convertirse en personas autónomas e independientes, y por regla general suelen durar hasta que termina la adolescencia. En la mayoría de los jóvenes se suele quedar en algo transitorio, pero en un 20% de los casos se hace más grave y genera problemas como integrarse en bandas, destrozar cosas o consumir drogas o alcohol.

Los tipos de rebeldía adolescente
En los adolescentes se dan cuatro clases de rebeldía. Cada una de ellas tiene unas características propias.

  1. Rebeldía regresiva: Este tipo de rebeldía tiene u origen en el temor a actuar, lo que genera una actitud de encogimiento y reclusión. El adolescente tiene una conducta de tipo pasivo y no protesta (o lo hace de manera silenciosa)
  2. Rebeldía agresiva: Es lo contrario al tipo anterior, y se expresa de manera violenta. Cuando el joven no es capaz de soportar los problemas trata de superar su frustración dañando a los demás.
  3. Rebeldía transgresiva: Es la rebeldía en la que se va contra las normas establecidas, ya sea porque les resulta útil o por el placer de romperlas.
  4. Rebeldía progresiva: Este tipo de rebeldía es diferente a los anteriores. Mientras los otros tipos ocurren por inseguridad o inmadurez, en esta clase de rebeldía el joven no tolera las injusticias y busca una manera digna de vivir.

Por qué surge la rebeldía
Hay diferentes factores que provocan el estancamiento del adolescente en una rebeldía exagerada y anormal.

  • Factores de estrés: Cuando en el hogar se dan conflictos de manera constante, como peleas y discusiones, o cuando ha habido una separación o divorcio de los padres.
  • Demasiada disciplina: Si los padres son demasiado estrictos o controlan demasiado a su hijo adolescente.
  • Identificación: El hijo se identifica o bien con un padre o bien con una madre cuya actitud es impulsiva, explosiva, y grita asiduamente sin escuchar a los demás.
  • Ausencia de los padres: Puede ser de tipo física o emocional (o ambas), y ocurre cuando los padres trabajan demasiado y pasan muy poco tiempo en casa.

Consejos para afrontar la rebeldía de los hijos
A la hora de enfrentarse a la rebeldía de un adolescente, hay varios consejos que pueden ser de gran utilidad.

  • Mostrar aceptación y cariño nos dará mejores resultados que sermonearle o presionarle con su educación.
  • Si el adolescente se siente apreciado deseará complacernos más que si le criticamos constantemente.
  • Criticar es una manera de provocar malestar. Si lo hacemos desde el principio el adolescente se pondrá a la defensiva.
  • Nunca se debe preguntar sin parar al adolescente.
  • Hay que saber escuchar, aunque no tenga razón. No se debe rechazar lo que nos está contando porque no nos parezca importante, y hay que escucharle con atención.
  • Cuando decide la manera de vestirse o de organizarse, lo que busca el adolescente es su independencia. Hay que dejarle libertad y al mismo tiempo estar pendiente de él para evitar que se sienta abandonado o poco querido.
  • Tener paciencia con el joven. Debido a los cambios hormonales, en ocasiones tendrá dificultad para controlar su carácter. Y esto es algo que debemos entender.

Leave a comment

Your email address will not be published.