Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologoalcorcon@gmail.com

La Asertividad, saber decir NO en Alcorcón

La Asertividad, saber decir NO

Todos nos hemos encontrado alguna vez en la situación de tener que decir NO, ya sea a un familiar, un amigo o un vendedor insistente… y acabar diciendo SÍ.

La capacidad de decir NO sin hacer que la otra persona se sienta mal ni sentirnos mal nosotros es lo que se llama Asertividad. Se trata de la habilidad para poder comunicarse con los demás amablemente, de manera directa y educada, y con sinceridad, para poder dejar nuestra postura clara sin hacer daño a otros ni sentir culpabilidad.

Mientras hay personas que tienen dicha capacidad, a otras les resulta complicado porque no quieren herir los sentimiendos del otro o quedar mal. Esta falta de capacidad, ese reparo que algunas personas sienten a decir “no”, es bien conocida entre los vendedores y los especialistas en Marketing, quienes lo utilizan para conseguir que la gente termine comprando lo que ofrecen.

Por otro lado, también existe gente manipuladoras que utiliza esto en su propio provecho para conseguir que la otra persona haga lo que ellos quieren.

La asertividad se encuentra en medio de la agresivvidad y la pasividad, que son los dos extremos de la conducta verbal. A través de ella lo que hacemos es no agredir a los demás, pero tampoco someternos a su voluntad. Por tanto, es la conducta ideal ya que mientras no herimos a nuestro interlocutor le estamos dejando claro que nosotros tenemos nuestras propias convicciones y nuestros derechos..

Pero el decir “no” puede ser una fuente de problemas en un ámbito más íntimo, por lo que es muy importante tanto saber decirlo como poder hacerlo. Y es además deseable aprender esta habilidad, ya que libera a largo plazo de obligaciones, malas interpretaciones e hipocresía. dado que si vacilamos a la hora de dar una respuesta podemos parecer ambiguos y tendremos menos posibilidades de dejar claro aquello que queremos comunicar. Además, el saber decir “no” también nos evitará abusos por parte de personas que puedan creer que no nos vamos a negar a nada.

Aunque para algunos puede parecer lo mismo, la asertividad no tiene nada que ver con ser maleducado o grosero. Decimos “no” sin sentirnos presionados ni culpables, pero respetando siempre la opinión y la postura del otro. Esto no siempre resulta fácil, sobre todo si existen lazos afectivos con la otra persona.Esto es algo que en muchas ocasiones no parece fácil, especialmente cuando hay lazos afectivos de por medio.

Al igual que en cualquier forma de comunicación, la asertividad no utiliza sólo palabras, sino que debe ir acompañada del tono y los gestos adecuados, además de serenidad y claridad. Y, por supuesto, no olvidar establecer contacto ocular. De esta manera evitaremos el riesgo de dobles lecturas.

Y, sobre todo, hay que tener claro que la asertividad implica aceptar también la asertividad de otros, respetando su libertad igual que esperamos que respeten la nuestra. Esto hará que nuestras relaciones sean más sinceras, libres, claras y abiertas. Actuando no por obligación sino por convicción nuestras relaciones también serán más estables, sanas y duraderas.

Leave a comment

Your email address will not be published.