Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologoalcorcon@gmail.com

Cuatro consejos para vencer las fobias en Alcorcón

Cuatro consejos para vencer las fobias

Las fobias, eso a lo que muchas personas tienen un miedo irracional y exagerado, supone en muchas ocasiones algo difícil o en algunos casos imposible de superar, y llegan incluso a afectar a las relaciones personales. A veces provocan en la persona que las sufre un completo bloqueo que les incapacita para reaccionar ante la visión o presencia de aquello que les causa temor. Afortunadamente, las fobias se pueden tratar y vencer, y los siguientes consejos pueden ayudar a la hora de combatirlas.

Identificar la causa
El primer paso es averiguar qué ha causado la fobia, el motivo del temor, y algo que puede parecer tan sencillo en ocasiones no lo es en absoluto. Un ejemplo es la agorafobia, que es el miedo a lugares públicos o espacios abiertos, y cuya causa es más difícil de determinar. Entender el origen es una de las claves para poder combatir una fobia, y sin ello no se podrá superar.

Entenderla
Casi tan importante como conocer el origen de la fobia es poder entenderla, y para lograrlo la terapia cognitivo-conductual puede venir muy bien. Esta terapia se lleva a cabo mediante un doble enfoque.

El primer paso es enfrentarse a pensamientos y actitudes provocadas por la fobia. Una forma de hacerlo es a través de la reestructuración cognitiva, que se basa en hablar de esos malos pensamientos ya sea solo o con otras personas. Con esto se intenta que el paciente sea consciente de que enfrentarse al miedo no va a hacerle daño.

Exponerse a ella
El siguiente paso es plantar cara a este temor, pero no puede hacerse si haber pasado por el anterior, el entendimiento. Se conoce como “modelado”, y consiste en pasar tiempo observando y familiarizándonos con alguien que habitualmente se encuentre expuesto al motivo de la fobia. Por ejemplo, si una persona tiene miedo a las serpientes, puede observar a alguien que trabaje con ellas y las manipule (y a veces, cuanto más peligrosas mejor). El objetivo es que poco a poco la persona pueda ser capaz de encontrarse cerca del motivo de su temor, pero siempre sin sobrepasar el límite que puede asumir cada vez ni forzarla. Así, a base de hacerlo regularmente podrá desarrollar una resistencia a ese miedo.

Trabajar para vencerla
Por último, no hay que “lanzarse de cabeza” a exponerse a la fobia porque el efecto podría ser lo contrario de lo que buscamos. Hay que trabajar en ello de manera gradual, exponiéndonos poco a poco, para lograr superarla. Si alguien que tiene miedo a las serpientes se pone a ver las películas Serpientes en el avión o Anaconda, lo más probable es que no llegue a ver la mitad de la película. Es mejor llevar a cabo lo que se conoce como exposición terapéutica, en la que sólo se toma cada vez lo que uno es capaz de manejar.

Leave a comment

Your email address will not be published.