Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologoalcorcon@gmail.com

Cómo enfrentarse a la ansiedad social en Alcorcón

Cómo enfrentarse a la ansiedad social

La ansiedad social es algo que en ocasiones puede ser necesario, ya que puede ayudarnos a cumplir las normas y las convenciones sociales. Pero si se convierte en algo intenso puede llegar a bloquearnos y terminar convirtiéndose en un miedo exagerado y en un alejamiento continuo de las situaciones en las que se tema que los síntomas de la ansiedad sean notados por los demás, corriendo el riesgo de quedar en ridículo.

Las situaciones que pueden provocar ansiedad social son de diversos tipos. Hablar en público, tener que hacer cosas frente a otros, iniciar y mantener una conversación, ir a una fiesta… Las situaciones que pueden provocar ansiedad social son diversa. Iniciar y mantener conversaciones, tener que hablar en público, tener que hacer cosas a la vista de otras personas, hablar por teléfono delante de otros, asistir a una fiesta o evento… estas situaciones pueden provocar que la persona experimente temblores, sudoración, molestias estomacales, rubor, y que la frecuencia cardíaca aumente.

Además, pueden aparecer reacciones de evitación ya sean de tipo físico o mental, provocando que la persona intente buscar seguridad en ciertas acciones como retirar la mirada o apoyar las manos para que el temblor no se note.

Hay que tener igualmente en cuenta las conductas de carácter más pasivo, pero cuya intención es también la de evitar cierta exposición social. Un ejemplo puede ser el quedarse sentado alejado o en una esquina al asistir a una fiesta, o el responder con monosílabos al hablar con otra persona. También suelen hacer su aparición los pensamientos de inseguridad, como pensar que vamos a ser avaluados o juzgados negativamente por otros. Esto hace que la autoestima sea más baja y que surja el miedo a ser criticado.

Cómo plantarle cara
A la hora de tratar la ansiedad social, la terapia cognitivo-conductual ha resultado tener mucha eficacia. En esta terapia se incluye el el entrenamiento de habilidades sociales, que ayuda a que las capacidades de relación interpersonal mejore.

Además de esta posibilidad, existen también una serie de consejos que pueden ayudar a que la ansiedad social no nos afecte en exceso:

  • No temer los síntomas físicos como el rubor o el temblor, ya que desaparecerán en poco tiempo.
  • Tener conciencia de dónde nos encontramos en el momento.
  • Saludar adecuadamente y mirando a los ojos.
  • Prestar atención al escuchar a otros y pensar en posibles temas de conversación mientras lo hacemos.
  • Demostrar interés en hablar con otros.
  • No hablar en susurros, sino con un volumen de voz adecuado.
  • Si se produce algún silencio, hay que saber soportarlo.
  • Esperar alguna señal de los demás al decidir cuándo tomar algo, dónde sentarnos o de qué vamos a hablar.
  • Tolerar y aceptar las críticas de otras personas.
  • Para poder cambiar el centro de atención hacia el exterior debemos no subestimar nuestras habilidades, y valorar nuestros recursos.

Leave a comment

Your email address will not be published.