Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologoalcorcon@gmail.com

La aerofobia o miedo a volar en Alcorcón

La aerofobia o miedo a volar

Aproximadamente la cuarta parte de la población tiene miedo a volar. Este porcentaje se hace mayor cuando ocurre algún accidente aéreo, algo que lamentablemente ha ocurrido varias veces en los últimos años. El pánico a volar puede ser tan fuerte en algunas personas que, por ejemplo, el ex jugador de fútbol holandés Dennis Bergkamp exigió al fichar por el equipo del Arsenal de la Premier League una cláusula en su contrato que le permitía no tomar aviones para desplazarse con el resto del equipo para jugar los partidos, y viajaba en coche hasta lugares tan lejanos como Túnez o Rusia.

La aerofobia puede combatirse a través de diferentes tratamientos, entre los que se incluyen complejos programas de realidad virtual que recrean todo lo que ocurre antes, durante y después de tomar un avión. Estos tratamientos suelen lograr un éxito del 90% en tan sólo unas pocas sesiones.

También existen tratamientos mediante terapia de cognitiva, terapia de exposición, técnicas de autocontrol y relajación, fármacos, e incluso algunos basados en conocimientos del funcionamiento y la seguridad de las aeronaves.

Las las fobias a volar pueden ser de diferentes tipos. Algunas provocan que la persona crea que el avión puede estrellarse, otras provocan pánico a no poder escapar, miedo a los sonidos propios de un avión o las turbulencias, temor a sufrir un ataque de pánico, y la siempre común claustrofobia.

Para evitar sufrir aerofobia, hay que evitar por todos los medios los pensamientos catastrofistas y pensar de manera realista y positiva. Y también se puede echar mano de ciertos consejos:

  • No Sentarse junto a la ventanilla ayuda a que la ansiedad no aumente y a controlar una situación que puede llegar a ser incontrolable.
  • Las respiraciones profundas y lentas, acompañadas de música relajante si es posible, también son eficaces contra la aerofobia, especialmente durante las operaciones de despegue y aterrizaje.
  • Si ha ocurrido recientemente una tragedia aérea, hay que evitar ver en la televisión imágenes del accidente, así como evitar cualquier noticia al respecto que aparezca en los medios de comunicación como prensa, Internet o la radio. Así no se asociará nuestro vuelo con el peligro.
  • Por último, si no hay más remedio que tomar un vuelo a pesar de tener miedo a volar, debemos intentar viajar acompañados en la medida de lo posible. De no ser así, podemos intentar hablar con la persona sentada a nuestro lado de manera relajada.

Está comprobado que el medio de transporte más seguro es el avión, como se puede confirmar echando un vistazo a las estadísticas de accidentes en cada uno de los medios de transporte. Las probabilidades sufrir un accidente de avión son de una entre un millón.

Leave a comment

Your email address will not be published.